5 muebles infantiles imprescindibles en una habitación Montessori.

Si estáis buscando inspiración para la habitación de vuestr@ peque, seguramente ya os habréis tropezado con expresiones como “muebles método Montessori”, “habitaciones infantiles Montessori” …

Acompañe en este artículo y descubre estos fantásticos muebles.

 

Origen de el concepto «muebles  Montessori»

Por si no lo conocíais, y sin extenderme demasiado, os contaré que el Método Montessori fue creado por María Montessori a principios del siglo XX, revolucionando el sistema educativo instaurado hasta el momento. Se basó en un objetivo fundamental: Ayudar a l@s niñ@s a alcanzar su máximo potencial en todos los ámbitos de la vida. Para ello, desarrolló un programa donde cada niño, dentro de su ritmo y su libertad tuviese a su alcance las herramientas necesarias para poder llevarlo a cabo de forma autónoma.

Pues bien, como parte de esta filosofía, desarrolló un tipo de mobiliario para niñ@s. En dimensiones acordes, libres de peligros y respetuosos con su juego.

 

Los 5 muebles Montessori  imprescindibles

Puedes encontrarlos, tanto para su dormitorio, como para la cocina o el baño. En NPLH somos auténtic@s enamorados de esta filosofía y testamos todos los muebles que podéis encontrar en la shop. Por eso hemos querido compartir nuestro top 5 de muebles Montessori. Estos una vez llegaron a nuestras casas, ya no los hemos sabido abandonar:

 

  1. Cama casita Montessori

Probablemente es el mueble Montessori que más popularidad y aceptación ha tenido en los últimos años. Básicamente es una cama de madera con estructura de casita cuya principal característica es estar a ras de suelo. Esto permite fomentar la autonomía e independencia de l@s peques. Pueden subir y bajar de ella siempre que lo deseen sin la intervención de un adulto.

Y son súper seguras, ya que eliminan el riesgo de que se caigan desde cierta altura cuando aún están en pleno proceso de aprendizaje motriz. Además, puedes encontrarlas en distintas medidas, según la edad del peque:

Para bebés y hasta los 2,5 años la medida cama casita mini (70x140cm) es ideal, ya que la dimensiones se ajustan muy bien a las del peque tanto de ancho como de largo. Y tienen la ventaja de que puedes reciclar el colchón de la maxi cuna, aprovechándolo por mucho más tiempo.

A partir de los 2,5 años, que los peques ya dominan el caminar con soltura, y han crecido bastante; Ha llegado el momento de pasar al tamaño de cama “de mayor”. La cama casita de 90x190cm sería el tamaño ideal.

A pesar de la sencillez en su diseño, os aconsejamos que si optáis por un modelo así, os aseguréis de que incluyen somier o base y que la cama está homologada como mueble infantil (como las que podéis encontrar en NPLH). Un colchón al suelo no es una opción. Los colchones están diseñados para descansar sobre somieres o tatamis y necesitan aislantes y ventilación para cumplir correctamente su función. En caso contrario, la salud de la espalda de vuestr@s peques no está garantizada. Debéis tener en cuenta que su columna vertebral aún se está desarrollando. Debemos proporcionarles el mejor descanso, además de la habitación más bonita.

 

  1. Torre de aprendizaje:

Para que lo entendamos bien, una torre de aprendizaje es una especie de “taburete seguro” que ayuda a l@s peques a acceder a alturas a las que les sería imposible hacerlo por si mismos. Les ayuda a desarrollar su independencia y a fomentantar su curiosidad.

Es perfecta para cocinar en familia, abriéndoles así una puerta a la experimentación de sabores y texturas. En la cocina podemos inventar, probar, hablar, mezclar y reír! Para que l@s peques pueda compartir este espacio en términos de igualdad es necesario que estén a la altura del adulto. La torre de aprendizaje nos permite crear ese equilibrio de un modo seguro, fácil y natural.

 

 

También es genial en el baño para ayudarles en su higiene personal. No se en vuestras casas, pero en la mía, hasta que llegó la torre de aprendizaje, el lavabo era un cuadro cuando se lavaban los dientes. Ahora alcanzan el grifo con comodidad (y escupen dentro sin escapes).

La nuestra está homologada según la normativa EN- 71-8:2018 por AIJU (Technological Institute for childrens products & leisure) y Certificada por AENOR, pero si te decides por otra, asegúrate de que tenga estos 2 requisitos.

 

  1. Zona de trabajo: escritorios infantiles  y sillas infantiles

Si me preguntaseis por un espacio que seguro tiene que tener un niñ@ en su cuarto, diría este sin dudarlo. L@s niñ@s en casa necesitan un lugar propio donde dibujar, recortar o amasar plastilina. Sin miedo a manchar, donde se encuentren cómod@s y tengan los materiales a su altura.

Nosotros os proponemos distintas opciones, desde clásicos del diseño en versión reducida como el conjunto de mesa mini Eames y silla mini Eames, a modelos que llevan incorporada una pequeña zona de almacenaje como estas:

  1. Rincón de lectura.

 Puedes crearla a partir de la cama casita o con un montón de cojines en el suelo sobre una alfombra. La clave es que consigas crear un espacio confortable, donde sus libros queden a su altura. Las estanterías que obligan a mostrar las portadas son además una fantástica herramienta visual para ellos.

 

  1. Baúles, Percheros y colgadores: aprender a ordenar.

Ordenar como todo, es un aprendizaje. Si queremos que sean responsables del orden de sus cosas debemos facilitarles elementos que estén a su altura visual. Por ejemplo, instalar un perchero a su alcance en la entrada de casa o de su habitación. Ya no habrá excusas para dejar el abrigo tirado al llegar a casa. Por aquí os dejo un enlace donde podéis encontrar un montón de modelos.

Para los juguetes, un número controlado de contenedores puede ayudarte a mantener el orden a raya. Recordad que cuanto más visible sea su interior, menos posibilidades hay de que se conviertan en un agujero negro. Por ejemplo, en casa hay 3: muñec@s, juegos de mesa, y comiditas. Al acabar el juego, saben perfectamente donde tiene que ir cada uno. Según vuestro estilo, podéis encontrarlos en madera, fibra o de algodón…

 

Espero que nuestra selección os haya servido de ayuda. Como veis todos nuestros imprescindibles pueden hacerse, con mayor o menor dificultad, con elementos que ya tengáis en casa. Eso si, si no queréis complicaros o sencillamente preferís comprarlos, una recomendación: Comprobad siempre que estén homologados y que tengan todas las certificaciones necesarias para mueble infantil. Si tenéis dudas, en nuestra shop encontrareis los certificados que garantizan que un mueble es seguro para uso y descanso infantil.

Deja un comentario

*