¿Qué es una torre de aprendizaje?

Dotar a nuestr@s hij@s de herramientas para fomentar su curiosidad e independencia es uno de los mejores regalos que podemos hacerles. Para l@s más pequeñ@s cualquier excusa es buena para aprender y siempre están deseosos de disfrutar nuevas experiencias.

Buscan modelos a imitar: herman@s mayores, adult@s de referencia… y el afán por superarse y conseguir hacerlo todo igual se intensifica. Si lo hacen l@s mayores ¿por qué no pueden hacerlo l@s peques también?

Pues precisamente para ayudarles a conseguirlo sirve una torre de aprendizaje.

¿Quieres saber más sobre en que consiste? ¡En este post lo descubrirás!

¿Qué es y para qué sirve una torre de aprendizaje?

Para que lo entendamos bien, una torre de aprendizaje es una especie de “taburete seguro” que ayuda a l@s peques a acceder a alturas a las que les sería imposible hacerlo por si mism@s. Les ayuda a desarrollar su independencia y a fomentar su curiosidad. Está diseñada para que ell@s mism@s puedan subirse y bajarse sin ayuda. Cuentan con el diseño necesario que les ofrece la mayor seguridad.

Es genial para la encimera de la cocina. Gracias a ella podrás incluir a tu peque en las tareas del día a día y lograr que participen por ejemplo, en el menú semanal.

Mientras preparas la comida, puedes invitar a participar, primero con cosas sencillas como ayudarte a añadir ingredientes, y poco a poco ir dándoles nuevas responsabilidades.

No solo conseguirás que estén entretenidos junto a ti, también alimentarás su curiosidad y su imaginación y les abrirás un inmenso mundo por explorar de sabores, olores y texturas.

Como ves, la torre de aprendizaje no solo tiene beneficios para tus peques, también será de gran ayuda para ti. Te dará mayor independencia, sin tener que estar todo el tiempo pendiente de lo que hace tu peque en otra habitación. Ahora estaréis junt@s, trabajando en equipo, aprendiendo y sobre todo disfrutando.

¿Sobre qué edad es recomendable usarla?

Normalmente se recomienda a partir de los 14 meses. Pero, puede que la necesites antes o después. Depende de cómo vayas viendo la evolución de tu peque. Lo recomendable es tenerla ya en casa cuando tu peque empiece a dar señales de querer alcanzar nuevas alturas y que descubra por si mism@ a través de la exploración y el juego, lo que la torre puede ofrecerle.

 

Si tu peque es un bicho y no para quieto

 

, sabe andar perfectamente y está deseando subir a las alturas, puede que necesites la torre antes de tiempo. O puede ser al revés. Sea cuando sea, no te preocupes, le encantará. Será parte de su día a día y lo tomará como un juego del que no podrá desprenderse.

torre de aprendizaje

 

¿Existen distintos tipos?

Si te estás informando sobre torres de aprendizaje te habrás topado ya con distintos modelos, fabricantes y precios y aunque todas en esencia parecen iguales, no lo son.

Recuerda que este mueble está destinado a ayudar a tu peque a alcanzar alturas con seguridad. Es muy importante que compruebes que están certificadas y homologadas como muebles infantil y que han superado todos los estándares de pesos y resistencias.

La nuestra está homologada según la normativa EN- 71-8:2018 por AIJU (Technological Institute for childrens products & leisure) y Certificada por AENOR, pero si te decides por otra, asegúrate de que tenga estos 2 requisitos.

¿Cómo saber si realmente necesitas una?

Pero si te está entrando la curiosidad por la torre de aprendizaje, a continuación, te hemos preparado una serie de preguntas y dependiendo de tu respuesta, podrás tomar una decisión más segura sobre si es perfecta para vuestro hogar:

  1. ¿Te interesa la filosofía Montessori y aplicas ya algunos de sus principios en vuestra casa?
  2. ¿quieres ayudar a tu peque a desarrollar su imaginación y curiosidad mientras crece libre e independiente?
  3. ¿Tu hij@ cuenta con mucha curiosidad y quiere saber todo lo que pasa a su alrededor y participar?
  4. Al realizar las tareas del hogar, ¿no consigues que se separe de ti, ni te deje trabajar? ¿Quiere ver todo y formar parte de ello?
  5. ¡Ha comenzado a andar! ¿No para quiet@, quiere estar todo el rato de pie y moviéndose? ¿No consigues tener tiempo ni poder hacer nada que no sea vigilarlo?
  6. ¿Te apasiona cocinar, pero no puedes disfrutar de ello porque debes cuidar de tu peque y estar pendiente de él?
  7. ¿Te gustaría darle una dieta saludable y sana a tu hij@, pero no consigues que coma mucha variedad? ¿Quieres involucrarle en su preparación para que le llame más la atención?
  8.  ¿Te pasas el día con el corazón en un puño pensando en el golpe que se podría dar viendo como se sube por todos los sitios para poder hacer y ver todo lo que hacen los mayores?

Si a la mayoría de estas preguntas has contestado que sí, ya tienes tu respuesta.: Una torres de aprendizaje es una fantástica inversión para vuestro hogar. Además es un mueble con mucha vida útil: podrán utilizarlo hasta los 5 o 6 años… mucho más que un cuco, una cuna o un cambiador. ¡No lo dudes más y hazte con una!

 

Deja un comentario

*